Qué significa para mi ser agente inmobiliario: Antonia Prats

Palmer Inmobiliaria 26/04/2016

Empieza el día y, como siempre, solamente puedo estar agradecida por las horas que me vienen. Siento pasión, no ganas, ¡pasión! Por poder realizar el trabajo con el que más disfruto el día a día.

Las ganas de levantarme y salir vienen impulsadas por ella, y aunque soy consciente de los años que acabamos de pasar, nunca he pensado que trabajar en lo que amo no hubiera valido la pena. Todo lo contrario; nos ha ayudado a reinventarnos y a crecer como profesionales, de manera que podamos dar más y más a nuestros clientes.

Hoy en día nuestro trabajo se ha complicado un poco debido al intrusismo que se creó durante los años en que todo iba bien, conocidos como “los años de las vacas gordas”. Ahora, sin embargo, los propietarios son muy reticentes a contratar los servicios del asesor inmobiliario, aunque en mi opinión, no solo como agente inmobiliario, sino como compradora, debería conocer más profundamente cuales son los servicios que ofrecen y la calidad de los mismos. Digo esto porque si encuentra un equipo bien formado y especializado en este sector puede ayudarle tanto a mejorar las condiciones de venta de sus inmuebles como a vender su casa por un precio real de mercado.

Retos de los agentes inmobiliarios

Uno de los principales retos a los que nos enfrentamos los asesores inmobiliarios es a la fidelización del cliente. Por una parte es comprensible que el vendedor quiera traspasar su propiedad lo más rápido posible, pero por la otra nos afecta a los agentes a la hora de realizar nuestro trabajo pues, aun sabiendo que no lo hacen con maldad, parece que carecen de confianza en nosotros y precisamente lo que queremos es garantizar la mayor satisfacción de este con nuestro trabajo.

Por poner ejemplos, diríamos que igual que cada uno de nosotros necesita un personal trainer para realizar los entrenamientos, un personal shopper para asesorar en las compras, y un event planner para asesorar en la organización de las fiestas, un asesor inmobiliario debería ser lo primero que un comprador decidiese contratar en el momento de tomar la decisión de venta de la propiedad, ya que entre nuestros servicios se encuentra todo aquello que pudiere necesitar, desde:

  • Búsqueda de propiedades.
  • Asesoramiento en cuanto a la vivienda que decida comprar.
  • Reformas de la propiedad.
  • Asesoramiento en referencia a vivienda que se quiera comprar.
  • Reformas posibles.
  • Comparativa de precios.
  • Organización de temas legales.

Con ello me gustaría que los clientes conocieran mejor todo aquello que podemos ofrecerles y que, sin ningún compromiso contactaran conmigo, puesto que seguro que puedo ayudarles a encontrar la casa que hace tiempo que estaban buscando.

About the Author