¿Cómo decorar tu casa en verano?

Palmer Inmobiliaria 12/07/2016

El verano suele ser una de las mejores estaciones del año para vivir en Mallorca, y es que, aunque en la isla cada día sea un buen día, debemos reconocer que en verano es cuando mejor luce.


Días de sol eterno que nos baña la piel, poder disfrutar de las hermosas playas, lucir ropa fresca… Todo ello nos fascina, y en Palmer hemos pensado: si nosotros hacemos un cambio de invierno a verano, ¿por qué no debería hacerlo nuestra casa también? Como siempre en nuestros artículos de Home Staging queremos ayudaros a conseguir que vuestro hogar sea ese espacio definitivo del que no queráis escapar nunca, y es que como en casa en ningún sitio, ¿verdad?

Como decorar tu casa durante el verano

En verano gozamos de más horas de luz, así como de un ambiente más cálido que nos invita a rodearnos de color y alegría.
Para ello, recomendamos seguir los siguientes puntos de manera que vuestra casa pueda lucir única:

  • No escatimar en blancos. El blanco es, sin duda, el color principal del verano. Nos garantiza frescura, iluminación y provoca el efecto óptico de abundancia de espacio. El blanco es, por costumbre, el color dominante en las casas mallorquinas, gracias a que con ello también logran repeler el calor. Ropa de cama, paredes, pequeños detalles…
  • Apostar por las plantas (en abundancia). Las plantas sin duda son aquello que mantiene un ambiente puro, y es por ello que en verano más que nunca debes elegirlas como opción a la hora de decorar. Si combinamos el mencionado color blanco con el verde vivo de las plantas conseguiremos un efecto óptico impresionante donde mezclaremos naturaleza con frescor. Añade algunas en tu cocina, el salón, e incluso en los baños, y te aseguramos que conseguirás que tu casa sea mucho más acogedora.
  • Elimina las telas gruesas. Alfombras, mantas, edredones… ¡todo fuera! En verano el simple hecho de tener a la vista telas gruesas ya nos provocará un efecto de calor de por sí. Cambia la ropa de cama por algodón y tejidos finos, a ser posible también plancos, y te aseguramos que, aparte de que tu habitación estará mucho más fresca, también mejorarás la sensación que tengas al estar en ella. Recuerda que la decoración de verano está pensada para que puedas sentirte mejor en tu propia casa.
  • Tonos azules para los interiores, verdes para los exteriores, combinados con tonalidades tierra. Con una buena base blanca puedes aprovechar para crear ese efecto “mediterráneo” que tanto andabas buscando. Si a ello le añades detalles en color azul y terracota en los interiores (cojines, jarrones, sujeta-libros…) y verdosos en los exteriores, te aseguramos que conseguirás que tu casa luzca única y sentirás que de verdad te encuentras en la cara más clásica de Mallorca.
  • ¡Hamacas! Las hamacas son un objeto imprescindible en cualquier casa durante el verano. Además, no son solamente compatibles con las casas con jardín; cualquier piso con balconcito también podrá ser perfecto para disfrutar allí de nuestra hamaca.
  • ¿Un truco? Te recomendamos que tu hamaca esté hecha con Tela de Lenguas, la tela más típica de Mallorca. Sus colores suelen ser variantes de los mencionados anteriormente (verdes, azules, blancos y rojos), y es una perfecta compañera para relajarse mientras disfrutas de la cálida brisa de verano.
  • Mimbre y madera. Bajo platos, bandejas, cestas, sillas e incluso mesas, son solamente algunos de los objetos de mimbre y caña que encontraremos en abundancia durante el verano en cualquier casa mallorquina.

Si a ello le sumamos pequeños troncos de decoración repartidos estratégicamente alrededor de la casa, conseguiremos un excelente resultado que dará naturalidad a nuestro hogar.

Todos estos consejos son solamente algunas de las opciones que tienes para dar un auténtico giro a tu casa durante la estación veraniega. Si aun así prefieres que sea un experto quien te aconseje personalmente, puedes contar con nuestro servicio de HomeStaging en cualquier época del año. Te garantizamos estupendos resultados que seguro que disfrutarás solo y en compañía.

Como conseguir que tu casa se mantenga fría durante el verano

El segundo punto pensamos que, puesto que vivimos en uno de los lugares más calurosos de Europa, es necesario saber cómo mantener el frescor de nuestras paredes durante estos meses y, es por ello, que hemos recolectado una serie de consejos que seguro que más de uno podrá aprovechar:

  • Las ventanas. Las ventanas son nuestros principales aliados a la hora de crear corrientes de aire, pero también pueden ser nuestras enemigas. Durante el día, cierra toda la casa de manera que el aire caliente no pueda penetrar en su interior y se mantenga la frescura, al menos durante las principales horas de calor. Por la noche, ábrelo todo. Si tienes ventanas y puertas que se encuentran en direcciones opuestas, aprovéchalo y crea corrientes de aire.
  • Puertas. Piensa que las puertas son la herramienta principal para mantener la frescura o el calor en una habitación. Asegúrate de que, si tienes el aire acondicionado encendido, o quieres garantizar una perfecta climatización de tu habitación, esas puertas estén cerradas. Por la noche, igual que las ventanas, todas bien abiertas, ¡que corra el aire!
  • Cambia la orientación de tus muebles. Tus muebles, al igual que tú, también se ven afectados por el calor. Durante los meses de verano, asegúrate que tanto tu espacio de trabajo como tu cama, o sofá, se encuentren bastante alejados de las ventanas, puesto que puede ser que entre calor y por la noche no podamos descansar bien.

About the Author