El Portixol

El Portixol, también conocido como Es Portitxol, forma junto al Molinar el extenso paseo marítimo que encontramos al este de Palma.

Este pequeño barrio conocido en antaño por ser zona de pescadores, se ha renovado en los últimos años hasta alcanzar ser una de las zonas más de moda y alegres de la ciudad balear. Son muchas las opciones de ocio que se pueden encontrar, desde bares y restaurantes donde ir a tomar algo con los amigos, hasta una pequeña cala situada al lado del puerto donde refrescarse.

Ha sido pues gracias a las ganas de mantener el barrio por parte de unos inversores, que aún conserva su espíritu tranquilo y hogareño que tanto caracterizaba esta zona hace un tiempo, pues la idea era remodelar todas las casas de primera línea y convertirlo en una zona de negocios, cosa que hoy en día, al final, no ha quedado en más que eso, una idea.

El Club Náutico del Portixol

Con casi 80 años de historia que retratan la viva imagen de cómo la pesca y la náutica han ido evolucionando atravesando los males momentos del último siglo, hasta llegar al día de hoy donde cuentan ya con 2285 socios y unas 220 embarcaciones que hacen que la historia siga viva a través de ellos.

Fiestas en el Portixol

Además cada año, la primera semana de agosto, se realiza también la mítica Fira de Ran de Mar del Molinar, donde los barrios de Es Portitxol y El Molinar se preparan para unos días de intensas celebraciones en las cuales se intenta recordar el pasado más bello de esa zona. Son quizás unos días de memorias para unos y unos días de descubrir la belleza de uno de los tantos magníficos rincones de Mallorca.

En ella durante tres días se celebran todo tipo de actividades, desde la “Dimoniada”, donde el grupo de diablos del Molinar hace una bonita exhibición, pasando por la bella exposición de pintores que se reúnen cada año en el puerto para pintar las vistas o la noche más dulce con un concierto de habaneras y el típico ron quemado, junto con un encuentro de vela latina y degustación gastronómica de la isla. Finalmente el domingo se inaugura oficialmente la Feria donde se encuentran des de productos típicos, muestras de bailes mallorquines o el mercado del arte.

Todo esto, sumado al increíble carácter de la gente de la zona, hacen que el Portixol sea uno de los lugares más agradables donde conseguir una residencia y poder disfrutar de la tranquilidad que brinda el mar y la energía que desprende este barrio.

About the Author