Cómo ahorrar energía en verano y reducir la factura de luz

Palmer Inmobiliaria 16/07/2019

¿Sabías que es posible ahorrar energía sin pasar calor? Este verano no derroches. En Palmer Inmobiliaria te descubrimos cómo ahorrar energía en verano y reducir la factura de luz

La tarifa que te ayuda a ahorrar

En verano nuestra factura se dispara al utilizar el aire acondicionado y mucha gente se plantea dejar de usarlo. Los meses de julio y agosto, su uso, suponen de media el 10% de la factura de luz. Lo cierto es que podemos reducir el importe simplemente escogiendo una tarifa más conveniente. Muchos usuarios se preguntan qué tarifa de luz contratar entre todo el océano de ofertas que existen en el mercado. Para encontrarla, podemos utilizar los servicios de un comparador de luz, cuya función principal es confrontar las diferentes tarifas del mercado. 

El comparador de luz es una herramienta gratuita y online que puede encontrarse en diferentes páginas webs.

Según un estudio de la asociación de consumidores Facua (Consumidores en Acción), en el que se comparaba las tarifas de las principales comercializadoras con la tarifa del mercado semirregulado, el resultado fue que la tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) presentaba los mejores precios. Esta tarifa regulada por el Estado solo puede contratarse a través de las comercializadoras de referencia, como las de Iberdrola, Naturgyo Endesa. Esta tarifa se basa en el precio resultante de la subasta del mercado mayorista de la electricidad, y puede contratarse a través de las oficinas de Endesa

 

Consejos para ahorrar energía

A continuación os proporcionamos algunos consejos para usar el aire acondicionado. Ahorraremos energía y disminuiremos  nuestra factura a la vez que conservamos nuestra casa fresca y confortable:

  • Instalar un ventilador de techo. De esta forma se consigue bajar las temperaturas hasta 5ºC con un consumo mucho más bajo que el del aire acondicionado. 

 

  • Mantener la casa en la penumbra, cerrando persianas, contraventanas y cortinas. En su defecto, podemos instalar toldos y estores con tal de bloquear la luz solar durante el día. Durante la noche haremos justo lo contrario, para dejar que la brisa nocturna entre en la casa.

 

  • Crear corrientes artificiales de aire disponiendo los ventiladores de pie entre las ventanas que se encuentran de frente. De esta forma creamos pequeñas corrientes de viento que expulsan el aire caliente hacia el exterior. 

 

  • Colocar los equipos de aire acondicionado en lugares estratégicos y apagarlos cuando la casa esté vacía. Una buena idea es utilizar las prestaciones de programación para que se desactiven solos mientras dormimos, por ejemplo.

 

  • Regular la temperatura, dejándola en una horquilla de entre 22º y 25ºC, ya que una diferencia con el exterior de más de 12ºC puede ser muy perjudicial para la salud. Además, cada grado que bajamos la temperatura supone un consumo extra del 6%. 

 

  • De nada sirve bajar la temperatura de la casa si no tenemos un buen sistema de aislamiento térmico. Ventanas dobles o inyecciones de lana de roca o celulosa en las cámara vacías de la casa, entre pared y pared, pueden impedir que el calor o el frío penetre en el interior. 

 

¿Quieres saber más sobre cómo ahorrar en energía durante el verano en tu jardín? Te invitamos a leer este artículo. Disfruta de las vacaciones y ahorra dinero en tu factura.

About the Author

One comment

  • 04/08/2019 at 2:47 pm

    Like!! I blog quite often and I genuinely thank you for your information. The article has truly peaked my interest.

    Reply

Leave a Reply